Ideas de un Insomne
Nos volvemos a leer… Antes de empezar a contarles, quiero agradecerles a los que se han tomado el tiempo de dar click sobre los enlaces que comparto en las redes sociales sobre mi blog, la verdad he quedado sorprendido de las visitas que ha tenido, más aun, del post más leído durante la semana de estreno y lo que lleva publicado este espacio, para compartir mis opiniones y escritos, que como este, estaré publicando sin alguna periodicidad formal.

Ideas de un insomne… Escribir a esta hora (2:46am) no me dio otra opción que colocarle este título al siguiente post. Quiero compartirles, tras observar detenidamente lo que me encuentro en twitter y facebook, lo que sucede a estas horas de la madrugada por estos “lares”. ¡Sinceramente, la noche es el mejor momento para las ideas!. Y sin la intención de parecer gurú de la literatura o coach de emprendimiento ni mucho menos.

La verdad es que la noche siempre me ha ayudado para conocer aun más el ambiente donde me desenvuelvo, hoy decido escribir un poco sobre esto, para deshacerme de palabras acumuladas y como lo dije en mi primer post “¿Por qué una página web?” simplemente para dejar por sentado, los pensamientos que – a esta hora – llegan, ahora sí, con la intención, de quien se sienta identificado, deje los comentarios abajo y me ayude a seguir alimentando el blog.

Desde que tengo uso de razón, siempre le converso a la noche – y a sus elementos – sobre lo sucedido y lo que está por suceder. El insomnio que me acompaña de vez en cuando, más que enemigo, ha sido compañero y luz de buenas ideas, que luego de consultarlo, también, con la almohada, puedo llevar a cabo por la mañana o en el transcurso del día siguiente. Testigo de amores y desamores, también, por qué no. Lo que me he encontrado en redes sociales a esta hora, es a unos cuantos locos, que al igual que yo, en varias ocasiones comparten sus ideas, por ejemplo, me sucedió con GuaroMundo hace unos cuantos años atrás, se me encendió el bombillo de crear, tan maravilloso y fructífero proyecto, que pueden conocer también en el hipervinculo de arriba.

Es propio del insomne, compartir lo que le aqueja, pero también compartir sentimientos, canciones y grandes ideas, es por esto que también me considero tener una relación amor / odio, con el insomnio. Amigos y personas que he conocido en redes, también usan el insomnio como canalizador de emociones, sin duda alguna, el silencio de la noche permite meditar y reflexionar. Así que, si nunca ha experimentado, por lo menos madrugar para pensar y reflexionar, de todo corazón recomiendo que lo hagan y luego me cuentan.

Además y a mi juicio, la noche ofrece el tiempo perfecto para comprender mayor cantidad de información, de hecho, me gusta leer otros blogs y por supuesto las noticias del día, buscando distintas fuentes y haciendo el constraste de la información, ¡bastante difícil está creerle al primer “portal” que publica X información. Asimismo, aprovecho la madrugada para investigar sobre lo que trabajo, avances tecnológicos y opiniones de otros usuarios, por cuestión de la hora, elimino todo ruido que pueda entorpecer la comprensión de la lectura.

La música es mi fiel compañera, debo confesar que soy bastante “pangola” con el estilo musical, a lo que varios han entendido que me la paso “despechado” asunto que me causa mucha gracia por el desconocimiento de lo que sucede en lo personal, así que no se sorprendan cuando les comparta frases de @Microcuentos #TersoVerso o @CronopiosYfama e incluso, canciones de Franco De Vita o Sin Bandera a estas horas de la madrugada.

Como siempre el hambre me acompaña, por lo que generalmente guardo algunas “chucherías” para en caso de emergencia, estirar un brazo e ir por un chocolate y esos placeres de la vida, que según mi mamá, pasarán factura más adelante, lo prohibido sabe a gloria y siempre, en este caso caigo en la tentación, por eso, la música y la comida son mis acompañantes perfectos para esperar al tan anhelado sueño.

Pues, les dejo entre lineas, las ideas de un insomne, prometiendo seguir alimentando este post, con opiniones y reflexiones que me encuentre, como hoy, en internet. Fuerte abrazo y gracias por darse una paseadita por aquí. ¡Feliz noche a los que me leen a esta hora y feliz día a los que esperan la luz del sol para leerme!

PD: Hablando de Sin Bandera, esta fue la canción que me acompañó para escribir este post. ¿Cursi? Bah, he visto a más de uno cantando a todo pulmón “que lloro” y “kilómetros” así que “vacilen” y compartan, ¡jajajaja adiós!.